CECI – Manos A La Obra

Acceso Digital Y Empleabilidad

Óscar Quesada, Director de Centros Comunitarios Inteligentes

MICITT

Como respuesta a las demandas de la sociedad, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y

Telecomunicaciones (MICITT) busca promover políticas, en materia de Tecnologías Digitales

(TD), que se dirijan a promover la reducción de la brecha digital, e impulsar el uso de las

Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) como herramienta para diversificar el

conocimiento y la educación, motivar la formación profesional o técnica en áreas tecnológicas de

alta demanda laboral, y promover el emprendimiento y la creación de micro y pequeñas empresas

que coadyuven a la empleabilidad de los ciudadanos. Por todo ello, nace el proyecto ACCESO

DIGITAL Y EMPLEABILIDAD o llamado también CECI 2.0-MANOS A LA OBRA.

Entre los aspectos que ayudaron a argumentar la iniciativa, en primera instancia, fue la existencia de

un mercado laboral que demanda la formación de técnicos especializados. El Grupo

Interinstitucional de Capital Humano para la Competitividad, coordinado por el MICITT, el

Ministerio de Comercio Exterior (COMEX) y la Coalición de Iniciativas para el Desarrollo

(CINDE) ha estimado que existe en el país una demanda anual insatisfecha de 1.142 técnicos en el

área de Ciencias de la Vida y Manufactura Avanzada, y en el área de Servicios esta demanda

asciende a 1.619 personas, para un total en el sector técnico de 2.761 puestos de trabajo. Para el

caso de los profesionales, la demanda anual insatisfecha del sector laboral es 547 y 413

profesionales respectivamente, para un total de 960 personas.

De igual manera, una proyección realizada por CINDE, refleja que para los próximos cuatro años,

la demanda laboral estimada en los sectores de ciencias de la vida, manufactura avanzada y

servicios asciende a 8.750 graduados universitarios y 16.750 técnicos.

Aunado a lo anterior, un estudio de la OIT presentado en la 7a edición de los “Indicadores Clave del

Mercado de Trabajo”1 indica que “de 2010 a 2013 el desempleo en Costa Rica creció un 10%, y

actualmente hay 195.865 personas desempleadas”, y si lo vemos en el sector juventud, es todavía

más preocupante. Según el Estado de la Nación, en su informe presentado en agosto del 2013 sobre

el desempleo juvenil en Costa Rica, se refleja que “la situación actual parece estar afectada por otra

variable que determina el grado de éxito para participar activamente en el mercado laboral: la

juventud. Cálculos para el 2012 muestran que la tasa de desempleo juvenil fue del 18.5%, más del

doble la tasa nacional, siendo a todas luces un problema que, si bien ha llamado el interés de las

autoridades, pareciera no ceder ante las iniciativas.2

1

http://www.entornointeligente.com/articulo/2133908/%3Cbr%20/%3E%3Cb%3EWarning%3C/b%3E:%20%20Illegal%2

0string%20offset%20’url’%20in%20%3Cb%3E/home/entornoi/public_html/cron/widgets_tambien_interesar.php%3C/b%

3E%20on%20line%20%3Cb%3E144%3C/b%3E%3Cbr%20/%3Eh

2 Para ver el informe completo puede referirse a la página:

http://www.estadonacion.or.cr/files/biblioteca_virtual/019/Pacheco_2013.pdf

Ante este panorama, la propuesta pretendía coadyuvar con los esfuerzos de gobierno para atender la

demanda de mano de obra calificada, de tal manera que la empleabilidad de los participantes

permita sustentar la política de atracción de inversiones, a la vez que se convierte en un instrumento

de movilidad social.

La implementación del proyecto CECI 2.0-MANOS A LA OBRA, se enmarca dentro del esfuerzo

conjunto del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) y del MICITT por medio de los Centros

Comunitarios Inteligentes (CECI), para beneficiar el desarrollo económico y social de comunidades

y familias en condición de pobreza, riesgo o vulnerabilidad social.

A través de los CECI, se propicia la participación social de las personas beneficiarias de MANOS A

LA OBRA, a la vez que se desarrolla la capacitación técnica formal de los beneficiarios en áreas

de mayor demanda laboral, para dotarlos con competencias que les permitan incorporarse al

mercado laboral.

El perfil de participantes es básicamente jóvenes de edades entre los 18 y 35 años, con

conocimiento básico en computación y con bachillerato. Además, se orientó a suplir las demandas

de atención de los CECI, para el fortalecimiento de la plataforma tecnológica del país, a la vez que

por medio de transferencias económicas, se atiende la insatisfacción de las necesidades básicas de la

población participante del proyecto, y se posibilita la movilización social, por medio de la

capacitación técnica en carreras de alta demanda.

El proyecto fue lanzado en setiembre del 2012 y consta en brindar una ayuda económica de ¢100

mil colones mensuales a jóvenes con deseos de superarse y colaborar en alguno de los CECI que se

encuentran ubicados en todo el país, a la vez reciben una beca para estudiar una carrera técnica y

puedan así incorporarse, a corto plazo, al mercado laboral. Gracias a este esfuerzo, se lograron

becar a más de 450 jóvenes, quienes a su vez han capacitado a la fecha a alrededor de 30.000

personas que asisten a los CECI en el país, entre las que destacan amas de casa, agricultores,

personas con algún tipo de discapacidad, adultos mayores, entre otros. El proyecto finalizará en el

mes de diciembre del 2014.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: