Alimentación en los niños y niñas en edad escolar

Alimentación en los niños y niñas en edad escolar

Dra. Maricruz Ramírez.
Promoción de la Salud, Caja Costarricense de Seguro Social

a educación en los niños y niñas se ve influenciada por muchos factores, y uno de ellos es su alimentación, aspecto que podría incidir en la motivación para el estudio, en sus habilidades para aprender y en la actitud que asumen ante situaciones más estresantes como lo es el período de exámenes.

Una alimentación saludable y suficiente le brinda al niño y niña los siguientes beneficios:

  • Mejoramiento de sus habilidades para aprender, comunicarse, pensar analíticamente, socializar efectivamente y adaptarse a nuevos ambientes y personas.
  • Suficientes sustancias nutritivas para el correcto desarrollo conductual y cognitivo.
  • Mejora del rendimiento escolar.
  • Adecuado crecimiento físico y desarrollo motor.
  • Desarrollo de un adecuado coeficiente intelectual.
  • Aumento de la concentración, atención y logros educacionales.

En los niños y niñas es necesario considerar los aspectos psicológicos y emocionales en relación con la alimentación, ya que ellos y ellas adquieren a esta edad la mayor parte de los hábitos alimentarios y preferencias que determinarán en gran medida el tipo de alimentación futura. De aquí la importancia del ejemplo que el niño y niña vea en su casa y reciban de sus encargados. Además, como a esa edad el niño y niña no tienen posibilidad de obtener el alimento que deseen, la disponibilidad de alimentos en el hogar es un factor que hay que tener muy presente.

En los niños y niñas escolares toma importancia la preparación de una merienda saludable para que coman en la escuela, y si no es posible que lleven merienda de la casa, fortalecer sus hábitos alimentarios para que puedan tomar las mejores decisiones al comprar sus alimentos dentro y fuera de la escuela.

La publicación del Reglamento para el Funcionamiento y Administración del Servicio de Soda en los Centros Educativos Públicos es un gran avance de la política pública saludable del país, que beneficia al niño y niña al poderle a su disposición sólo alimentos saludables en las escuelas; sin embargo, este no es el único escenario en el que ellos y ellas se desenvuelven; por lo que el aprendizaje de buenos hábitos alimentarios deberá seguir siendo una prioridad en casa.

Es necesario que los niños y niñas sean incluidos en la vida cotidiana de la familia, ellos y ellas deben de sentarse a comer a la mesa con el resto de la familia, se les debe de proporcionar su plato, sus cubiertos y su vaso al igual que todos, eso sí, cosas de tamaño pequeño y ojalá con decoraciones que les guste. Se recomienda que se alimenten en la mesa en donde se consumen los alimentos, al lado de su familia y en un ambiente tranquilo y sin distracciones para que puedan concentrarse en su comida, que vean, que sientan, que huelan, etc., ya que los niños y niñas se distraen fácilmente.

El apetito de un niño o niña es muy variable, y no necesariamente dejan de comer por causas negativas, por lo que los encargados deben de mantener la calma si el estado de salud del niño o niña es normal. Siempre recuerde que, en los niños, el desayuno es la comida más importante ya que les permite iniciar el día escolar con muchas energías y les ayuda a pensar con rapidez.

Además, prefieren las preparaciones suavecitas y mojadas, por ejemplo, purés, atoles, caldos y alimentos en salsa. Un plato de arroz y frijoles mojado con el caldo de los frijoles parece encantarles.

También existen trucos para cuando un niño o niña no quiere comer ciertos alimentos y el más utilizado es mezclar pedacitos poco visibles del alimento que se quiere introducir, en alguna preparación que a él o ella le guste mucho. Procure, cuando usted decida restringir o eliminar un alimento no saludable de su alimentación, hacerlo progresivamente para que no se moleste, ellos también merecen nuestro respeto.

Una alimentación natural, variada y suficiente es necesaria para el adecuado rendimiento académico de los niños y niñas, sin embargo, la enseñanza de hábitos alimentarios en un ambiente de amor, comprensión y respeto va más allá del desarrollo escolar, este tipo de educación promueve el desarrollo de habilidades para toda la vida.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: